/*Google Analytics*/
Make Image responsive

Acción waste

Published on December 26th, 2014 | by Sergio Navacerrada

La batalla contra el desperdicio de comida en Reino Unido

Cuando los números globales dicen que en el desperdicio de comida puede llegar a ser hasta un 40% en países del primer mundo, toca remangarse y pasar a la acción.

Si además de ser algo sonrojante para el ser humano como especie debido a que en otras partes del mundo hay necesidades alimentarias no satisfechas, sumamos que en producir alimentos invertimos el 80% del agua que consumimos o que ponemos hasta el 50% de nuestras tierras, la situación se torna aún peor. Es un derroche que simplemente no nos podemos permitir.

Es por esto por lo que en 2007, en el Reino Unido pusieron en marcha la campaña “amo la comida, odio desperdiciarla” para lograr crear conciencia de lo que está aconteciendo.

El usuario final no es el único responsable de esta sinrazón. En la cadena intermedia de toda la producción, existen muchos culpables de que esto siga sucediendo. Pero informando al usuario final, no solo se conseguirá parte del ahorro, sino que además, el usuario final es cliente que puede exigir el cambio al resto de responsables. Recordemos la exitosa campaña de los supermercados intermarché para vender fruta que normalmente se tiraría o el vídeo donde un agricultor destapa las exigencias de los comercializadores de la fruta.

La campaña “amo la comida, odio desperdiciarla” ha conseguido en el Reino Unido que se reduzca este desperdicio en un 21%.

Los 5 alimentos más desperdiciados son: pan, patatas, leche, comidas hechas y bebidas carbonatadas. El gasto es de 60 libras por familia al mes.

¿Podría cundir el ejemplo y que otros países comenzaran desde sus instituciones oficiales a combatir esta lacra del desperdicio de comida?

Os pasamos cinco consejos de esta misma campaña para empezar a plantar cara al desperdicio:

– Comprobar la fecha de caducidad de los alimentos. Priorizar su ingesta o congelarlo. Hasta 24 horas antes de su caducidad es apto para ser congelado.

– Planea las comidas, haz la lista de la compra y cíñete a ella. Un periodo razonable es planear para dos semanas.

– Almacena la comida correctamente para prolongar su vida. Las manzanas al frigorífico, las patatas en lugares a los que no llegue la luz y el pan puede congelarse o guardarse en tarros.

– ¿Cocinas demasiado? Ajusta las porciones a lo que vayas a consumir

– Las sobras de la coche anterior puede ser el festín del día de hoy. ¡Aprovéchalas!

 

Foto de portada Flickr jbloom. Common-Creative License


About the Author

No hay evento capaz de superar la ratio satisfacción/coste de una puesta de sol.



Back to Top ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies