/*Google Analytics*/
Make Image responsive

Acción 3050299-inline-i-4-these-belgian-streets-meibloemstraatcopyright-labvantroje-copy

Published on September 9th, 2015 | by Daniel Castillejo

Los ciudadanos toman las calles de Gante

Desde que apareció el automóvil, la ciudad se piensa, se diseña y se construye para él. La calle aquélla en la que jugaban niños, los vecinos charlaban, el panadero vendía sus hogazas, hace tiempo que se quedó en el mundo rural y poco más. De hecho, los pueblos que han sido absorbidos por las áreas metropolitanas de las grandes ciudades han pasado a ser simples barrios que han perdido las ventajas de lo rural y han adoptado los peores vicios urbanos.

Pero hay movimientos que pretenden devolver, en cierta medida, a la calle ese aspecto humano y local que tuvo en su día. Un ejemplo de ello es la ciudad de Gante, en Bélgica. Según cuentan en Fast, este verano, desde mayo y durante 10 semanas, 22 calles pasaron a ser un parque lineal tomado por mesas, bancos, macetas, metros y metros de césped artificial y, como no, por los vecinos. Para ello se desterró primero a los coches, que dejaron de contaminar y de ocupar espacio público durante 70 hermosos y tranquilos días.

3050299-inline-i-1-these-belgian-streets-ooievaarstraatcopyright-labvantroje-copyEl experimento, dirigido por Lab of Troy, un laboratorio de soluciones urbanas, empezó hace 3 años, cuando el Ayuntamiento de Gante preguntó a un grupo de ciudadanos cómo veían el futuro de la ciudad. La respuesta fue una ciudad con una red de calles y plazas libres de coches, con carriles bici, un transporte público eficiente y vecinos hablando en la calle. Y ha sido tal el éxito que no para de crecer cada año. Las calles se convierten en un espacio de convivencia, una oportunidad para entablar relaciones con vecinos de la comunidad.

Ha habido algunos problemas, porque en algunas calles el experimento se ha convertido en una fiesta continua, pero nada que no se pueda solventar con el diálogo y la comprensión. Muchos vecinos han podido comprobar que apenas necesitan el coche para su vida diaria, al haber tenido que prescindir de él durante las 10 semanas de la experiencia, sin mayor problema.

3050299-inline-i-3-these-belgian-streets-wasstraatcopyright-labvantroje-copyEn un momento en el que se está privatizando el espacio público, que está siendo tomado por terrazas de bares, kioscos, espacios publicitarios, etc… experimentos como éste nos recuerdan que la calle nació como un espacio de convivencia donde se desarrollaban multitud de actividades y de interacciones centradas en los ciudadanos, lo que convertía al espacio público en capital en la vida de las ciudades. Hoy en día se han convertido en simples canales que vomitan coche tras coche. Es vital que las recuperemos, si queremos vivir en ciudades más habitables y sostenibles.


About the Author



Back to Top ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies