/*Google Analytics*/
Make Image responsive

Agua Coral_Reef_(8424234521)

Published on April 20th, 2016 | by Sergio Navacerrada

Acidificación de los océanos

La científica Lisa Suatoni explica en un breve artículo las claves para entender la acidificación de los océanos.

¿Qué es exactamente la acidificación del océano?
Nuestros océanos absorben aproximadamente una cuarta parte del dióxido de carbono que los seres humanos producen por la quema de combustibles fósiles cada año, y eso está cambiando su química básica. Esto es particularmente malo para las criaturas con carbonato de calcio en sus conchas o esqueletos, como moluscos, cangrejos y corales. El agua ácida hace que sea más difícil el desarrollo de sus conchas, así que muchos de ellos van a tener dificultades para sobrevivir a medida que cambian nuestros mares.

Incluso para otros organismos acuáticos que no necesitan de una concha para vivir, la cosa tampoco pinta bien. Los estudios en laboratorio han demostrado que el aumento de la acidez hace que sea más difícil para los peces payaso (también conocidos como Nemo) la detección de depredadores y para los tiburones el cazar a sus presas.  Los científicos estiman que la contaminación de carbono está causando que la acidificación de los océanos sea más rápida de lo que ha sido en trescientos millones de años.

Claramente, Nemo y algunos crustáceos están teniendo un mal día. ¿Pero es la acidificación del océano mala para las personas?
Con rotundidad, sí. Las comunidades cuyos medios de vida dependen de la pesca ya están viéndose afectadas. Una parte significativa de nuestra economía depende de la generosidad de los océanos de una u otra forma.

En un estudio reciente se intentó determinar las áreas de Estados Unidos que están más afectadas. En el Golfo de México, la contaminación por nutrientes de la escorrentía se combina con la contaminación de carbono en la atmósfera y provocan que el efecto sea aún mayor, poniendo en serios problemas a una industria pesquera de diez mil millones de dólares. En Alaska, de donde provienen la mitad de los productos del mar capturados en EEUU, corren peligro 70.000 puestos de trabajo.

¿Tendremos que aprender a vivir sin las ostras? ¿Hay alguna alternativa?
En realidad, podemos hacer frente a la acidificación del océano desde múltiples frentes. Necesitamos reducir la contaminación de carbono por la quema de combustibles fósiles y usar más energía renovable.

También hay que prepararse para estos cambios en nuestros océanos, especialmente en las industrias vulnerables. Algunos criaderos de ostras de la costa oeste se han ocupado del control de las aguas circundantes. Cuando la acidez del agua crece, se cierran sus válvulas de admisión, ya que las ostras bebé son especialmente vulnerables a la acidez. También han cambiado sus procedimientos de laboratorio para amortiguar el efecto.

¿Qué podemos hacer a nivel individual?

Ya que sabemos que el problema es causado por las emisiones de carbono, por lo que podemos trabajar en reducir la huella de carbono personal. La contaminación por nitrógeno de la escorrentía agrícola puede agravar el problema, por lo que el uso de prácticas de jardinería orgánica y la compra de alimentos de forma sostenible son buenas maneras de comenzar.

Photo credit: USFWS/Jerry Reid


About the Author

No hay evento capaz de superar la ratio satisfacción/coste de una puesta de sol.



Back to Top ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies