/*Google Analytics*/
Make Image responsive

Agua agua

Published on September 29th, 2014 | by Marina Montes

Cinco cosas que puedes hacer para no contaminar el agua

Cuando se habla de la contaminación del agua muchos piensan en desastres ecológicos como fugas de petróleo en el mar o vertidos tóxicos por parte de las fábricas. Si bien es cierto que estos son los que tienen un impacto ambiental más grande a corto plazo, nuestras pequeñas acciones a diario también contribuyen a que contaminación en el agua a largo plazo. Si quieres evitarlo, aquí tienes algunos consejos para evitar la contaminación del agua y contribuir a conseguir un planeta mucho más sano para todos.

1Usa productos ecológicos para la limpieza

Al comprar los productos de limpieza nos solemos guiar, sobre todo, por el olor del producto y por las promesas que nos ofrece la etiqueta sobre la eliminación de gérmenes y bacterias en nuestro hogar. A veces, los que tienen mejor aroma son los más contaminantes para el medio ambiente, porque se utilizan productos químicos cuya producción y reciclaje contribuye al deterioro de la capa de ozono. Por esto, lo mejor para evitar contaminar el agua –que luego tiraremos por el desagüe después de utilizarla para fregar– es elegir productos sin cloro, jabones neutros y biodegradables. Los detergentes con fosfatos y tensoactivos químicos también son perjudiciales, por lo que tenemos que evitarlos. El jabón casero, elaborado con sustancias naturales, es el mejor para la limpieza constante del hogar y la ropa.

2En el jardín y el huerto apuesta por fertilizantes naturales

Aunque la agricultura ecológica cada vez está más de moda, todavía hay quienes siguen utilizando pesticidas y fertilizantes artificiales que son muy eficaces contra las plagas de insectos pero que dañan mucho al medio ambiente. Si queremos que nuestras plantas o pequeños huertos crezcan sanos podemos tener los mismos efectos con productos y abonos 100% naturales. Sólo tenemos que saber cuáles son las formas de aplicación de cada uno de ellos y dedicarle un poco más de tiempo. Además de no contaminar el agua notaremos que el resultado es mucho mejor: las frutas y verduras tendrán mucho mejor sabor.

3Recicla el aceite usado
Muchas personas desechan el aceite usado tirándolo por el inodoro o por el fregadero porque es la opción más rápida y sencilla para eliminar los restos. ¿Sabías que un litro de aceite puede llegar a contaminar tanta agua como la que usan más de 1.000 familias en un día? Al tirar el aceite por el desagüe podemos llegar a contaminar ríos y mares: aunque hoy en día existen depuradoras que filtran el agua que llega de los núcleos urbanos, al tirar este tipo de sustancias a las tuberías las depuradoras tienen que trabajar más intensamente e, incluso, pueden llegar a dejar pasar restos de los residuos a las zonas de limpieza.

Hoy en día, además, existen contenedores de recogida del aceite usado que permiten su recogida de una manera limpia y fácil: sólo tienes que guardar los restos en un recipiente cerrado y depositarlo en el contenedor.

4Limpia los excrementos de tus mascotas
Hoy en día, gracias a las normativas de los ayuntamientos, las personas se han concienciado y casi todos recogen los excrementos de los animales. Además de ser una medida para mejorar la salubridad de las calles y ayudar a mantenerlas limpias, recoger los residuos de los animales ayuda a no contaminar el agua. Si se dejan durante mucho tiempo en las calles, los desechos de los animales pueden descomponerse acumulando bacterias que pueden llegar a los desagües y contaminar las aguas de la zona.Por eso es muy importante limpiar los excrementos y depositarlos en un contenedor adecuado.

5Reduce el consumo de agua
Aunque parezca una obviedad, no todo el mundo pone de su parte. Cuanta menos agua utilicemos en casa, menos peligro hay de que podamos contaminarla. Además, muchas personas que creen que están ahorrando agua siguen derrochando sin darse cuenta por pequeñas fugas o hábitos en el hogar que no ayudan al ahorro. Para que el consumo en casa no sea excesivo tenemos que revisar los grifos para buscar fugas y utilizar pequeños trucos para ahorrar. Por ejemplo, utilizando el agua de la ducha para fregar el coche o recogiendo agua de lluvia para regar nuestras plantas. Además de ayudar a cuidar el planeta, al final de mes notaremos un pequeño alivio en la factura del agua.

Estos son cinco pequeños gestos con los que podemos ayudar a que el agua del planeta no sea un lujo alcance de unos pocos. ¿Conoces alguno más?

Tags: , ,


About the Author



Back to Top ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies