/*Google Analytics*/
Make Image responsive

Agua beijing_main_shutterstock_111796310

Published on June 25th, 2016 | by Sergio Navacerrada

0

Pekín se hunde, literalmente.

Pekín se está hundiendo debido al excesivo bombeo de aguas subterráneas, según han advertido los científicos.

La ciudad se encuentra sobre una balsa natural de aguas subterráneas que se está secando debido a la extracción para el uso de la ciudad.

El estudio sobre el hundimiento de Pekín ha sido publicado en la revista Remote Sensing revisada por expertos y está basado en InSAR, un tipo de radar que controla los cambios de altura del suelo. Fue escrito por un equipo de siete investigadores. Tres de ellos han contado sus conclusiones al diario The guardian, en concreto Chen Mi [Capital Normal University, China], Li Zhenhong [Universidad de Newcastle, Reino Unido] y el ingeniero español Roberto Tomas [Universidad de Alicante , España].

El equipo responsable de la investigación, utilizando imágenes satelitales, dice que el distrito financiero de Chaoyanges es una de las áreas más afectadas, cediendo hasta once centímetros al año.

Las áreas se hunden a un ritmo diferente, lo que supone una importante amenaza para las infraestructuras de la ciudad y en particular para su red ferroviaria de alta velocidad.

Unos 20 millones de personas viven en Pekín, según el diario The Guardian, y esta población está demandando demasiada agua de sus acuíferos subterráneos. La capital de China se encuentra en el centro de una llanura árida, por lo que los pozos deben llegar a unas profundidades considerables.

Existen decenas de miles de pozos a lo largo de la ciudad que se utilizan para la agricultura o jardinería. El estado regula la extracción de agua, pero la coercitividad de la ley está en tela de juicio, según ha declarado el líder ecologista Ma Jun. China comenzó a buscar una solución técnica a la crisis del agua en Pekín hace años, completando una red de canales y túneles que requirió de una inversión multimillonaria.

Algunos pozos de agua ya han sido cerrados y un estudio de 2015 recomendó que debía prohibirse la perforación de nuevos pozos cerca de las líneas ferroviarias de alta velocidad.

El equipo internacional detrás del estudio está examinando en detalle los posibles efectos del hundimiento. “Estamos llevando a cabo actualmente un análisis detallado de los impactos del hundimiento en infraestructuras críticas (por ejemplo, trenes de alta velocidad) en la llanura de Pekín.”

El problema no es exclusivo de Pekín. México DF y Jakarta se hunden a un ritmo de 28 centímetros al año y Bangkok llega a los 12.

Concentraciones humanas masivas fruto de la nueva economía que hacen que los efectos de nuestra existencia no pasen desapercibidos.

 


About the Author

No hay evento capaz de superar la ratio satisfacción/coste de una puesta de sol.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to Top ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies