/*Google Analytics*/
Make Image responsive

Cambio Climático power-plant-257357_640

Published on November 10th, 2014 | by Marina Montes

El protocolo de Kioto: ¿promesas cumplidas?

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático es el organismo que regula las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera y donde se establecen los protocolos de actuación. El órgano regulador de esta convención es lo que se conoce como Conferencia de las Partes, que se celebra cada año en un país distinto. En el año 1997 tuvo lugar en Kioto y supuso un punto de inflexión en la lucha contra el cambio climático: se firmó un acuerdo mundial para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, lo que se conoce como Protocolo de Kioto. En él, los países que lo firmaron se comprometieron a reducir las emisiones de estos gases nocivos en un 5% en el cómputo global del planeta con respecto a las cifras de los años 90, poniendo como fecha límite para este objetivo el año 2012. Sin embargo, su puesta en marcha fue lenta y hasta 2005 no entró oficialmente en vigor. Cuatro años después más de 180 países se habían adherido a esta acción, pero no todos han cumplido con su promesa. El caso más flagrante es el de Estados Unidos: el presidente Bill Clinton firmó el acuerdo de manera simbólica porque nunca llegó a ser ratificado por el Congreso. Años después, en 2001, el presidente George Bush decidió retirarse de esta estrategia al considerar que podría perjudicar el desarrollo económico del país.

La prórroga: el segundo protocolo de Kioto

Uno de los principales problemas del Protocolo de Kioto es que cada país tenía unos porcentajes distintos que cumplir, ya que sus emisiones no eran las mismas. De hecho, los países que se consideraban en desarrollo tenían, digamos, una obligación menor, ya que se supone que no emitían tantos gases a la atmósfera. Los más industrializados, por contra, eran los que más debían responder ante este acuerdo. Sin embargo, la lenta implantación de este acuerdo ha hecho que países que en el momento de firmar el protocolo se consideraban en desarrollo sean hoy grandes potencias mundiales, por lo que las cifras deberían haberse revisado. Debido a los resultados, satisfactorios en parte, se ha decidido una prórroga de este acuerdo firmada en la 18ª Conferencia de las Partes. En este proceso se acordó que el nuevo periodo de vigencia sería de 2013 a 2020. Algunos países, como Japón, Canadá, Rusia, o Estados Unidos han decidido no ratificar, por lo que se pone en peligro este acuerdo mundial.

¿Están cumpliendo los países?

Aunque algunos países están más comprometidos que otros, lo cierto es que está costando mantener los acuerdos firmados bajo el Protocolo de Kyoto. Los países se escudan en el pago de bonos de derechos de emisión de CO2 para así poder emitir más gases de los que deberían. De esta forma, aunque pagan estas “multas”, no tienen que remodelar su industria para adaptarse a las nuevas cifras. Algunos países, como Canadá, han decidido salir directamente del acuerdo para no tener que pagar más dinero por no regular sus emisiones. En España, por ejemplo, está costando mucho dinero: es uno de los países europeos que más dinero gasta en adquirir derechos de emisión de CO2 debido a sus altas emisiones. Aunque el dinero que se paga con este sistema se suele invertir en actividades ambientales, lo más adecuado sería que las empresas y los países luchasen activamente para reducir las emisiones en lugar de limitarse a destinar parte de su presupuesto para controlar este gasto.

El futuro: COP21 – París

En el mes de diciembre tendrá lugar la vigésima edición de la Conferencia de las Partes en Lima. En él, los países asistentes elaborarán un borrador para la firma de un nuevo acuerdo global para luchar contra el cambio climático. Sin embargo, no será hasta la reunión en París en 2015, cuando se firme. Este documento está llamado a sustituir al actual Protocolo de Kyoto, por lo que el acuerdo que se alcance en Lima será fundamental para el desarrollo del texto. Las negociaciones son importantes ya que aunque todos los estados están llamados a participar, sólo pueden tomar decisiones aquellos que han ratificado el Protocolo de Kyoto o la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Tags: , , , , , ,


About the Author



Back to Top ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies