/*Google Analytics*/
Make Image responsive

Energía How Not to Build a Power Plant: a Cautionary Tale From Indonesia

Published on July 20th, 2015 | by Daniel Castillejo

La generación de electricidad va a cambiar por completo

De acuerdo con un artículo de Tom Randall publicado en Bloomberg el pasado 23 de junio, el boom de las energías renovables está aquí. Se invertirán trillones de dólares durante los próximos 25 años, lo que provocará cambios profundos en la generación de energía eléctrica, según la previsión de Bloomberg New Energy Finance (BNEF), en una proyección de los mercados globales de la energía hasta 2040. En el artículo se habla de seis cambios globales dentro del mundo de la energía:

1. La energía solar seguirá abaratándose

El precio de la energía solar seguirá cayendo hasta llegar a ser la energía más barata. Hacia 2026 la energía solar será competitiva en la mayor parte del planeta, de acuerdo con BNEF. El coste total de una planta fotovoltaica caerá hasta la mitad durante los próximos 25 años. La energía solar se abaratará tanto que podrá competir con nuevas plantas de combustibles fósiles y adelantará a plantas ya existentes de carbón y gas.

2. Los billones solares se convertirán en trillones

Con una energía solar tan barata, acudirán los inversores. Se esperan 3.7 trillones de dólares en inversiones solares de ahora a 2040 (BNEF). La energía solar supondrá más de un tercio de la potencia nueva instalada en el mundo. En el siguiente gráfico se muestra está proyección, con la energía solar en amarillo y los combustibles fósiles en gris.

Gráfico

3. La revolución será descentralizada

La revolución más importante tendrá lugar en las cubiertas de los edificios. Una electricidad cara y el abaratamiento de las baterías para el almacenamiento de la electricidad en las viviendas harán más atractivas las instalaciones fotovoltaicas en cubiertas. En 2040, la fotovoltaica en cubiertas será más barata que la electricidad proveniente de la red en las principales economías, y casi el 13 % de la electricidad mundial será generada en pequeñas instalaciones solares.

4. La demanda mundial se ralentiza

Sí, el mundo está inundado de móviles, televisiones planas y aires acondicionados, pero el crecimiento de la demanda eléctrica se está ralentizando. La razón, la eficiencia. Los ingenieros han tenido que desarrollar tecnologías para que los pequeños aparatos electrónicos no se calienten demasiado al cargarse y esto se ha traducido en grandes avances en eficiencia energética. El cambio a una bombilla LED, por ejemplo, reduce el consumo eléctrico en más de un 80 %. Así que, aunque mucha gente está pasando de la pobreza a la clase media, el BNEF predice que el consumo eléctrico global se mantendrá. De hecho, en países ricos de la OECD la demanda decaerá. En el siguiente gráfico se muestra la relación entre el crecimiento económico y la eficiencia energética. A más crecimiento económico, menor demanda energética.

-1x-1x1

5. El gas natural deja de arder

El gas natural no será el “combustible puente” entre el carbón y las energías renovables. El fracking en los EEUU ayudará a bajar los precios mundiales, pero pocos países, aparte de los EEUU, sustituirán las plantas de carbón con gas natural. En su lugar, los países en vías de desarrollo optarán por una combinación de carbón, gas y renovables. Incluso en los EEUU, ricos en fracking, la energía eólica será más barata que las plantas de gas natural en el año 2023. La energía solar de escala doméstica será más barata que el gas en 2036.

6. El clima seguirá condenado

El cambio hacia las renovables está pasando muy rápido, pero no lo suficiente como para paliar el calentamiento global. Si bien durante los próximos 25 años dos tercios del gasto en nuevas plantas de energía se destinarán a las renovables, esto no será suficiente para parar el aumento de las emisiones de dióxido de carbono, que continuará hasta 2029. Esto no bastará para evitar que la superficie de la Tierra aumente su temperatura en 2 ºC, el punto de no retorno para las peores consecuencias del cambio climático.

 

Desconocemos el grado de exactitud de las predicciones de Bloomberg, pero lo que está claro es que todo esfuerzo en cambiar hacia una sociedad basada en las renovables será poco para evitar una catástrofe climática. El planeta la aguantará, sin más. Pero, ¿y nosotros?

 

 

 

 


About the Author



Back to Top ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies