/*Google Analytics*/
Make Image responsive

Minimalismo 1_MainBanner-4-750x400

Published on March 6th, 2015 | by Sergio Navacerrada

¿Un millonario o un mendigo?

Daniel Norris es un joven que firmó un contrato millonario con los Toronto Blue Jays, equipo profesional de baseball.

Las jóvenes promesas del baseball reciben cantidades de dinero importantes en sus contratos para facilitar su integración en el equipo y que estén de este modo motivados para rendir al máximo.  A esas edades, los agraciados por su don, suelen gastar el dinero en hacer realidad sus fantasías y no dudan en comprar vehículos deportivos de alta gama.

Sin embargo, el pitcher Norris ha decidido que ese no es su estilo y con su primer contrato se compró por 10.000 dólares una vieja Volkswagen Westfalia del año 78.

Originariamente de Tennessee, Dan creció haciendo vida al aire libre. Ayudaba a su padre con la tienda de bicicletas, salía en rutas, acampaba y caminaba por zonas de montaña.

Él cree que para rendir al máximo en la temporada de baseball, no debe cambiar su estilo de vida. Se encuentra cómodo no solo al volante de la vieja volkswagen, sino también viviendo en ella.

En su pretemporada en Florida, aparcó su vehículo frente a la playa hasta que la policía le obligó a marcharse. Le indicaron que en el parking de wal-mart era legal acampar, por lo que se marchó sin dudarlo a él.

Lleva consigo su tabla de surf hecha de materiales reciclados y empieza a ser conocido por los clientes del hipermercado, quienes no pueden ni imaginar el contrato millonario que ha firmado. Piensan que es un joven surfero, un mendigo o un rebelde. No da el perfil de persona con muchos ceros en la cuenta bancaria.

Se considera un hippie que asegura no haber probado drogas ni alcohol (algo ilegal en EEUU para menores de 21 años).

En su equipo aseguran que se encuentra en una extraordinaria forma física, por lo que no les preocupa el estilo de vida que haya decidido llevar.

 maninthevan

Foto de portada theplaidzebra.com. Foto de artículo espn.


About the Author

No hay evento capaz de superar la ratio satisfacción/coste de una puesta de sol.



Back to Top ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies