/*Google Analytics*/
Make Image responsive

Tecnología ebook

Published on December 13th, 2014 | by Marina Montes

¿Qué contamina más: un ebook o un libro impreso?

Aunque nadie puede negar el encanto que tienen los libros en papel – el olor, el tacto del papel, el sonido al pasar las páginas, el olor a libro recién abierto-, en los últimos años los e-readers se han convertido en regalos estrella para las ocasiones especiales. Hay muchos que ya los prefieren por encima de los libros tradicionales por las facilidades que ofrecen. Y es que las ventajas que tienen son innegables. Pero desde el punto de vista ecológico, ¿cuáles son más beneficiosos para el medio ambiente?

Libros en papel

Los libros en papel siempre han tenido una gran desventaja: se necesitan muchos árboles para una tirada amplia. Sólo para abastecer a los ciudadanos de Estados Unidos se talan más de 30 millones de árboles al año, así que imagina la cantidad de árboles que se han talado para poder imprimir los libros que leemos a lo largo y ancho del planeta.

Como medida para evitar dañar el medio ambiente, la industria del papel utiliza árboles que crecen en poco tiempo para poder abastecerse de materia prima para la impresión. De esta forma se consigue servir a los consumidores con un control sobre los bosques que se utilizan para este cometido. Además, muchos de ellos cuentan con el certificado FSC, que garantiza el origen sostenible de los productos derivados de los árboles, con lo que podemos saber, al comprar un libro, si utilizan celulosa reciclada o procedente de uno de estos bosques controlados. Además, durante el crecimiento de los árboles, se contribuye a la mejora del aire ya que los árboles funcionan como un pequeño pulmón verde mientras están creciendo.

Otro punto negativo de los libros en papel con respecto al medio ambiente es el gasto en agua que se produce durante la elaboración tanto del papel como de la tinta. Además, esta última suele ser muy tóxica y contamina notablemente si no se lleva a cabo un proceso de reciclaje adecuado. Aunque lo ideal sería reaprovechar la materia prima, lo cierto es que gran parte de los libros acaban en la basura o siendo incinerados en lugar de servir para crear nuevo papel reciclado.

El impacto del papel impreso, en la naturaleza, es realmente alto, pero ¿y el del libro electrónico?

Libros electrónicos

La principal ventaja con respecto al papel es que en un e-reader se pueden descargar miles de libros y leerlos sin necesidad de imprimir páginas. Por ello se cree que es un medio mucho más ecológico que el libro tradicional. Lo cierto es que la tinta electrónica tiene un coste medioambiental muy bajo, ya que el consumo necesario para mostrar las páginas en el ebook es casi ínfimo. De hecho, la batería en algunos e-readers puede llegar a durar semanas si no se utilizan otros accesorios como el wifi o el bluetooth para copiar los archivos al dispositivo.

Sin embargo, también hay que mirar la cara negativa: no dejan de ser productos electrónicos que necesitan de chips, baterías y componentes internos para funcionar. A pesar de que su coste puede parecer ínfimo, lo cierto es que este tipo de materiales suelen utilizar materias primas que requieren de un coste elevado, tanto medioambiental como económico. Sin embargo, los avances de la tecnología han hecho que podamos adquirir modelos por apenas 70 euros, lo que sumando los libros que podemos llegar a leer en un año, supone un ahorro bastante interesante.

El reciclaje de este tipo de aparatos también es un punto en contra de la naturaleza: los ordenadores y teléfonos móviles hoy en día se tiran a la basura y pocos son los que se envían a puntos limpio y centros de reciclaje. Aunque los e-readers son una novedad, parece que van a seguir el mismo camino y a lo largo de los años podrían convertirse en un problema a la hora de acabar con sus residuos. Sin embargo, son muchas las empresas que apuestan por materiales biodegradables y están fabricando sus productos con materiales eco-friendly o renovables, de manera que el reciclado de los mismos sea mucho más fácil de llevar a cabo.

Como ves, no hay una opinión clara al respecto: ambos sistemas tienen sus pros y sus contras con respecto al medio ambiente y sólo un uso responsable de los recursos puede contribuir a que el medio ambiente no sufra el daño mínimo durante la impresión en papel o la fabricación de los e-readers de tinta electrónica. A esta teoría sobre el papel y la tinta electrónica habría que añadir algunos gastos más que también dañan la naturaleza, como pueden ser el transporte, la manipulación y los materiales añadidos a la venta (empaquetado, plastificado, rotulado, etcétera) que también encarecen el producto y lo hacen más dañino hacia el medio ambiente.

Y ahora, ¿cuál es tu opinión? ¿Libro o e-book?

Tags: , , , , ,


About the Author



Back to Top ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies