/*Google Analytics*/
Make Image responsive

Tecnología 466772162_1280x720

Published on November 12th, 2015 | by Daniel Castillejo

Teléfonos móviles justos

Aunque mucha gente lo desconoce, los teléfonos móviles que tanto usamos y desechamos tienen un lado oscuro: la mayoría se fabrican en lugares donde los derechos laborales brillan por su ausencia, están compuestos por metales que se extraen en condiciones lamentables, financian ejércitos y generan, cada vez más, residuos difícilmente reciclables, dada la corta vida útil que tienen.

Una empresa radicada en Amsterdam, Fairphone, comenzó, en 2010, a desarrollar un móvil fabricado en unas condiciones justas: con materiales provenientes de minas con buenas condiciones laborales y libres de sospecha de financiar conflictos, fáciles de reparar y con una larga vida útil. El producto, el Fairphone, fue todo un éxito, y ya se han vendido más de 60.000 unidades.

fairphone-sustainabilityAhora lanzan el Fairphone 2, más fácil de reparar y con unas condiciones de fabricación más justas, si cabe. Como explican en Coexist, el teléfono es algo más grueso que los smartphones más punteros, pero ahí está lo más interesante. En vez de meter un montón de componentes pegados en una carcasa, el Fairphone está pensado para ser desmontado con facilidad. El teléfono está diseñado para durar entre 3 y 5 años, cuando un móvil tiene una vida media de 15 meses, todo depende del uso que se le dé. El hecho de que sea desmontable permite la sustitución y actualización de muchas de sus partes, lo que evita que desechemos el aparato porque queremos una cámara mejor, por ejemplo.

fairphone_sessie_012La mayoría de los metales raros usados en los móviles vienen de China, donde las minas son auténticos infiernos, medioambientales y laborales, aunque libres de conflicto. Sin embargo, los metales usados en el Fairphone vienen de la República Democrática del Congo, el corazón de los conflictos mineros en el mundo. ¿Por qué? Los de Fairphone explican que ellos pretenden cambiar las vidas de la gente que viven en las zonas en conflicto, así que compran los metales allí, pidiendo a cambio unas condiciones laborales justas y sólo trabajan con minas no relacionadas con conflicto alguno.

En resumen, un móvil que intenta mejorar la huella ecológica y social, en un mundo, el de las comunicaciones, que, a priori, se preocupa poco por esos temas. Bravo por los de Fairphone.


About the Author



Back to Top ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies