/*Google Analytics*/
Make Image responsive

Transporte slide-001

Published on December 6th, 2014 | by Marina Montes

El coche del futuro que funciona con agua de mar

Que el petróleo es un bien que se está agotando es algo que ha puesto en alerta a las compañías de fabricantes de vehículos. Los coches híbridos o totalmente eléctricos ya son una realidad y podemos verlos a diario circulando por nuestras calles. Recientemente se ha puesto en marcha la comercialización de coches con pilas de hidrógeno y su plan para lanzamiento inminente al mercado en diciembre de 2015. Sin embargo, todavía hay mucho trabajo por hacer a la hora de buscar nuevas formas de combustible más ecológicas y que contribuyan a la mejora del medio ambiente. La última gran novedad ha sido un deportivo de alta gama cuyos fabricantes aseguran que se mueve por agua de mar. ¿Quieres conocerlo?

El vehículo fue presentado este año en el Salón de Ginebra y es una de las grandes sensaciones del mundo del motor en este año. NanoFlowcell ha sido la compañía encargada de este proyecto y aseguran que el deportivo tiene una autonomía de 600 kilómetros con el depósito lleno y puede acelerar de 0 a 100 km/m en tan sólo 2,8 segundos. Traducido: no hace falta gasolina para tener un coche de gama alta y con una gran potencia. El futuro del combustible ecológico podría estar ante nuestros ojos.

Coche real

Lo mejor de este invento es que no es un simple proyecto en el que se esté teorizando. El coche, al que han bautizado como Quant e-Sportlimousine, ya es una realidad y pudo probarse durante la celebración del Autoshow de Ginebra. La tecnología que utiliza el agua salada para hacer andar a este vehículo ya ya sido patentada y se está estudiando cómo implementarla para utilizarla en Europa.



¿Cómo funciona?

 Aunque pueda parecer casi magia eso de que el agua de mar pueda mover un coche, en realidad todo tiene una explicación científica. El motor del vehículo tiene dos tanques cargados con líquidos de forma negativa y positiva respectivamente. A través de un sistema de bombas que aspiran el líquido, entran en contacto mediante una membrana especial que hace que se produzca la electricidad que se almacena y se transmite con supercondensadores. En total son 400 litros de agua salada los que se utilizan en cada carga, que dan una autonomía total de 600 kilómetros. Aunque lo cierto es que no es una una gran autonomía comparada con otros coches de alta gama, el uso de una energía que no genera tanta contaminación es para pensarse implementar esta tecnología en otros vehículos.

nanoflowcellquantdebut-42

¿Es el futuro de los coches ecológicos?

Habrá que verlo. Por el momento es una buena forma de comenzar a dar a conocer nuevas formas de combustible alternativas al petróleo. Los coches eléctricos necesitaron de mucho tiempo de desarrollo así que este prototipo también requerirá de tiempo, pruebas y modificaciones para que pueda salir al mercado. También está en contra el precio: aunque todavía no se ha fijado, esta tecnología es cara, por lo que en un primer momento no estará al alcance de todos. De hecho, el prototipo presentado es un vehículo de alta gama con un diseño espectacular que ya nos hace pensar en un precio demasiado elevado. La tecnología nanoFLOWCELL utilizada en este prototipo ha sido posible gracias a más de 14 años de trabajo, por lo que aún falta mucho tiempo para ver coches de este tipo circulando por las calles. Pero al menos, es un buen comienzo para probar una nueva forma de energía.

Tags: , , , , ,


About the Author



Back to Top ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies