/*Google Analytics*/
Make Image responsive

Vivienda ICTA-ICP-by-H-Arquitectes-11

Published on May 28th, 2015 | by Daniel Castillejo

Un edificio de piel sensible

La sostenibilidad no es sólo cosa de materiales ecológicos. Una nueva tendencia en arquitectura sugiere que en el futuro lo más importante para un mundo más sotenible dependerá de un diseño responsable y flexible. La nueva sede del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales y del Instituto Catalán de Paleontología, diseñada por el estudio de arquitectura H Arquitectes y dataAE, apuesta por ello, envolviendo el edificio con una piel exterior bioclimática que reduce el consumo de energía hasta en un 62 % y el consumo de agua hasta en un 90 %, en comparación con edificios convencionales.

ICTA-ICP-by-H-Arquitectes-4La piel bioclimática, compuesta por compuertas automáticas de policarbonato, regula la temperatura interior y es la principal responsable de la certificación LEED Oro del edificio. Un ordenador central recoge datos de temperatura, humedad y dióxido de carbono y abre y cierra la piel exterior para optimizar las condiciones del interior. De este modo, el edificio mantiene una temperatura confortable durante todo el año, disminuyendo la dependencia de energías no renovables para su acondicionamiento. La vegetación dispuesta por todo el edificio ayuda también a regular la humedad.

La reducción en el consumo de agua se consigue mediante el uso de llaves de alta eficiencia, recogida de aguas pluviales y reutilización de las aguas grises. El agua de lluvia y las aguas grises son filtradas y reutilizadas para usos no potables como las cisternas de los inodoros y riego. La parte sólida de las aguas sucias es tratada mediante fito-depuración y es usada como compost. El estudio H Arquitectos consiguió, además, disminuir aún más la huella medioambiental del edificio minimizando los residuos durante la construcción y seleccionando materiales ecológicos y duraderos.

ICTA-ICP-by-H-Arquitectes-1El edificio de hormigón, de 9.400 m2 de superficie, se compone de 7 plantas, dos bajo tierra y dispone de protectores solares y grandes ventanales. Oficinas dispuestas en cajas de madera, laboratorios y áreas comunes se disponen en torno a un gran patio central lleno de luz natural. Las dos plantas de sótano, muy bien aisladas gracias al terreno que las rodea y con una temperatura constante a lo largo del año, permiten acondicionar la temperatura del resto del edificio de forma natural. En la cubierta se ubica un jardín. El edificio se inauguró en octubre de 2014.

Fuente: Inhabitat.

 


About the Author



Back to Top ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies